miércoles, 25 de febrero de 2009

A LA VIRGEN DE COVADONGA

Ayer visité el Santuario



donde mora la Santina



como ofrenda oré un rosario



a su belleza Divina.



Como regalo recibo



su mirada protectora



que llevaré desde ahora



en el corazón cautivo.



Si ves en mi desatino



abrase tu corazón



dame pues, tu protección



mantenme por buen camino



Mientras en camino esté



te prometo amos constante



tenerte siempre en mi mente



y en el corazón llevarte.






Este blog se lo dedico a M. Ángel, poeta, cuya poesía es suya.

5 comentarios:

M. Angel dijo...

Hola Leonor, entré en tu blog y me llevé una grata sorpresa al ver pusiste mi poesía en la cabecera de tu blog.

Gracias. No tengo palabras

Versos complicados dijo...

¡¡¡Qué lindo!!! Soy devota de la Virgen y me parece hermoso todo cuanto sea a su honra y gloria.

Felicidades a ambos.

Besos,
Migdalia

M. Angel dijo...

Hola Leonor, te saludo cordialmente, y viendo tu fe en la Santina, espero te guste esta poesía dedicada a la virgen de La luz.
Abrazo sincero. _A LA VIRGEN DE LA LUZ_

Virgen de la Luz amada
te tengo gran devoción
te llevo en el corazón
y en mi mente recordada.

Tu que a todos nos acoges
bajo tu luz protectora
no permitas que me aleje
De la luz de tu aurora.

Entre el niño y Tu cabello
miré la faz de un ausente
afloró cual un destello
una luz muy reluciente.

Ahí estaba sonriente
entre el cabello y el niño
Mostraba amor y cariño
Haciendo envidiar la muerte.

Virgen de la Luz divina
muestra toda compasión
proteje a quien mal camina
Cóncedenos Tu perdón.

Del pecado somos presa.
La fe en DIOS está perdida
solo en riqueza se piensa
y, en vivir bien nuestra vida.

Creemos que la vida es nuestra
y en esta estamos prestados
hasta cuando DIOS lo quiera.
Hasta que seamos llamados.

M.Angel Calzón

Helen Maran dijo...

hola amiga te deseo una hermosa semana y te he dejado un regalo para ti en el blog,espero te guste, un abrazo Helen desde Israel.

CANTACLARO dijo...

Felictaciones a Leonor por su blog y a M.ángel por su bello poema a la Virgencita.

Besos a ambos,

Ana Lucía